La clave de la información local

César Ocampo, el Colombiano que llevará a la NASA a Marte

0

El científico humanista, de origen quindiano, tiene un doctorado en optimización de los caminos espaciales y trabaja en la NASA con el objetivo de que la tripulación de esta enorme entidad científica llegue al planeta Marte. César Ocampo, además, está en Colombia trabajando en una revolución educativa muy interesante. En esta entrevista nos habla de estos y muchos temas relacionados con el poder de la educación científica, el papel de los políticos y la religión.

Escuche la entrevista con Yuliana Saavedra o lea la transcripción abajo

Uno de los grandes científicos de la NASA, es reconocido a nivel internacional por ser el autor y director del software Copernicus un programa que genera y planea la ruta de misiones espaciales de la NASA.

Corpernicus es una herramienta que lleva años y años de trabajo para poder planear una misión a Marte, o a Júpiter, o a la luna. Desarrollamos herramientas computacionales, la teoría, la programación para facilitarnos diseñar esas misiones

…la inspiración que eso genera, que los niños y niñas digan “listo, yo quiero estudiar ciencias, tecnología, ingenierías, matemáticas, y lo quiero combinar con arte y música” esa inspiración cambia y trasforma el mundo

Entre cálculos, pruebas y estrellas el doctor Ocampo tiene entre sus favoritas la ruta que lleve una misión tripulada a Marte. Predice los resultados de este proyecto teniendo en cuenta el éxito que supuso la llegada del hombre a la luna en 1969.

¿Por qué marte? Es que es costoso ir a Marte. Las misiones a la Luna, también nos podríamos a haber preguntado ¿por qué ir a la luna? Cuando uno invierte en un programa tan inspirador como ir a la luna, se crean tecnologías secundarias. Gracias a los viajes a la luna, gracias a la inversiones que se hicieron para llegar a la luna tenemos comunicaciones, materiales, sistemas de propulsión computadores; todo esto tiene su origen ahí. La inversión se devolvió muchas veces a Marte va a pasar lo mismo. Las generaciones de estudiantes que vamos a llevar tripulaciones a Marte, y que las vamos a regresar, eso, sólo eso es suficiente. La inspiración que eso genera, que los niños y niñas digan “listo, yo quiero estudiar ciencias, tecnología, ingenierías, matemáticas, y lo quiero combinar con arte y música” esa inspiración cambia y trasforma el mundo.

Aunque el espacio sea una de sus pasiones, Cesar Ocampo es un colombiano con los pies en su tierra.

Mucha gente pregunta, ¿usted que hace aquí? Y yo le dio a ver, yo me puedo quedar allá trabajando así, llegando a Marte pero yo creo que es más importante poder aportar algo, así sea una semilla pequeña, en ayudar a transforma la calidad de educación y en qué se debe investigar acá en Colombia. Donde más se necesita. O le ayudo a NASA a llegar a marte o me vengo aquí a Colombia donde más necesitamos transformar la educación

¿Cuál es la mejor estrategia para el progreso del país?

Los dirigentes tienen que caer en cuenta que apostarle a la educación es el secreto para crear una sociedad sana, educada e innovadora. La innovación, el descubrimiento de cosas es lo que nos va a sacar a competir económicamente. En Colombia nos hemos demorado en caer en cuenta que los recursos para la educación no se debaten, eso es una obligación, eso es un derecho.

Y él mismo, en demostración de su perfil científico humanista, desarrolla herramientas para la transformación de la educación en Colombia.

Yo de hecho tengo un proyecto grande, para proponer transformar la educación formal en Colombia y es por medio de contenidos y conexiones a lugares como NASA, como la Fundación Nacional de Ciencia; fundaciones que nos manden contenido en vivo y en directo a las diferentes escuelas de un departamento o de un pueblo.

Para mí, y para todos los niños, el secreto es buscar la chispa, qué es lo que realmente los apasiona

¿Cuál deben ser la motivación para que un niño se interese en la ciencia?

Para mí, y para todos los niños, el secreto es buscar la chispa, qué es lo que realmente los apasiona. Entones a mi lo que me apasiona son los cohetes, los aviones y los satélites, entonces yo empecé a jugar jueguitos de vuelos espaciales y eso, y después me entero de que me toca aprender matemáticas para entender eso, pero a mí me acapara es ver el cohete y después concluir “¡Ah, pero tengo es que estudiar duro para entender cómo vuela ese cohete!”. Busquen su chispa.

Adicionalmente, Cesar Ocampo se interesa también por el progreso de las regiones. En Quindío, su tierra natal adelanta proyecto de sostenibilidad y protección del medio ambiente.

Entones yo vengo aquí a Colombia, también a aquí al Quindío, a tratar de resolver los problemas de Colombia y de la región en relación al cambio climático, deforestación, minería ilegal, todas estas cosas. Entonces con lo que yo sé, también se puede aplicar eso aquí porque ya vamos a empezar a manejar muy bien la tecnología de sistemas autónomos, drones para medir los cultivos, etc.

Ser científico humanista, significa poner el conocimiento al servicio del hombre y procurar por su bienestar

Para mí, el destino de la especie humana es lograr vivir de una forma sostenible, lograr vivir en paz, con tolerancia. ¿Por qué no somos capaces de entendernos? En resolver los problemas que realmente nos agobian que son la alimentación para todo el mundo, acceso a agua potable, el derecho a ser feliz, de poder lograr sus sueños. Hemos fallado miserablemente, como lo vemos hoy en día. Abra el periódico y verá.

Hemos fallado miserablemente, como lo vemos hoy en día. Abra el periódico y verá

Todos los días pienso, ¿cómo puede uno como científico y como ingeniero poder minimizar ese sufrimiento? Tengo unos pensamientos ideológicos que pueden ir muy en contra de lo que actualmente la sociedad piensa, pero la falta de entender cómo funciona el universo y la naturaleza ha creado muchos problemas. Para mí la religión, el balance de la religión en el mundo ha sido desastroso. Yo personalmente soy ateo. Soy un científico ateo pero humanista, yo entiendo muy bien que la ciencia es el secreto de muchos de los problemas que tenemos, la solución está en la ciencia. No podemos creer en dogmas que no se pueden cuestionar, nosotros podemos cuestionar todo y a nosotros los dogmas, las religiones nos dicen “no, no cuestionen todo y todo hay que tragárselo con fe” y eso no me lo trago yo. Yo soy científico y quiero un mundo sostenible y en paz, y no necesito religión, ni nada de esas cosas que digan cómo se debe vivir.

[socialpug_author_box]

En el Chapín nos preguntamos, ¿qué sería de este científico de haber crecido en Colombia?

A %d blogueros les gusta esto: